El Cadete B se clasifica para las semifinales de Copa.

Clasificado pese a sufrir la primera derrota de la temporada.

Buenas noticias para el club con la clasificación del Cadete B para las semifinales de Copa. El equipo de Xelo, Martín y Fran caía en su visita al Cariño por 4-3 sufriendo la primera derrota de la temporada ante su inmediato perseguidor. Los resultados de los otros dos grupos hacen que el mejor segundo, que obtiene el pase a semifinales al igual que los tres campeones, vaya a salir del grupo de los nuestros.

Partido entretenido con goles, emoción y mucha intensidad por parte de ambos equipos. Los nuestros fueron siempre a remolque y no consiguieron ese punto que les haría campeones de grupo a falta de una jornada por disputar.

Al descanso el marcador era de empate a dos tantos después de que los locales se adelantaran dos veces, viendo cómo los nuestros respondían pronto por medio de Balado y Crespo.

En la segunda parte el resto ocurrió en los últimos veinte minutos. Un discutido penalti ponía de nuevo arriba al Cariño y cinco minutos después los nuestros encajarían el cuarto gol. Mucho que remar y poco tiempo. Pese a todo, el equipo peleó y Bruno a falta de unos diez minutos ponía el 4-3 que a la postre sería definitivo.

Charlamos un rato con Xelo para que nos comentase un poco el partido de su equipo.

“Siempre fuimos por detrás en el marcador y eso nos peso en exceso. Reaccionamos bien en la primera parte a sus dos goles y fue una pena no ponernos nosotros por delante en ningún momento pues ocasiones tuvimos. De todos modos, no generamos cómo en partidos anteriores y sus errores vienen de errores puntuales por nuestra parte y un penalti, dudoso desde mi posición.

Creo que lo más justo hubiera sido un empate pero la suerte no nos va a sonreír siempre. Obtenemos un gran recompensa que es meternos en semifinales de Copa, esperaremos a saber si primeros o segundos, y un gran premio para el trabajo de la plantilla.”

El equipo descansa en esta última jornada y tendrá que esperar a ver que hace el Cariño en su último partido para saber si acaba primero o segundo de grupo.