El Juvenil B rompe su racha de victorias.

Derrota en casa ante el Eume.

Después de cinco triunfos consecutivos, nuestro Juvenil B veía cortada su racha de resultados tras caer el domingo por la mañana en casa ante el Eume Deportivo por 0-3. Partido en el que los jugadores y entrenadores saltaron al campo con camisetas de apoyo a Gabri, jugador del equipo recientemente lesionado.

Duro castigo para el equipo de Cobas y Emilio que se va con un marcador un tanto excesivo tras lo visto en el terreno de juego. Primera mitad sin dominador claro y pocas opciones de gol reseñables. Destacando una ocasión para cada equipo y que los visitantes sí lograban aprovechar para irse con ventaja al descanso.

La segunda parte comenzaba más o menos igual. Ninguno de los dos equipos lograba imponer su dominio de forma clara y había demasiadas imprecisiones. El Eume aprovechaba un error atrás de los nuestros para marcar un segundo gol y este golpe desconcentró a nuestro equipo que tuvo sus peores minutos. El Eume demostró el porqué de su situación en la tabla y no perdonaba anotando un tercer gol que sentenciaba el partido.

No fue el día de los nuestros que acabaron el encuentro desperdiciando un penalti pitado sobre Jonathan que Pablo no lograba transformar. Así, con 0-3 acababa el duelo que rompe la dinámica de resultados que atravesaba el equipo en las últimas semanas.

Cobas nos resumía un poco el cómo vio el partido:

«El partido comenzó muy igualado. Ninguno lograba hacerse con el dominio y generar peligro en área contraria. Aún así, ellos aprovecharon una indecisión nuestra atrás tras un balón largo para ponerse por delante. El partido siguió igual con tímidos acercamientos por ambas partes pero sin más goles.

En la segunda parte el encuentro siguió igual sin un dominador claro. Ellos nos marcaron un segundo gol tras un balón a la espalda de la defensa y ese gol nos dejaba un poco tocados. Encajamos el tercero en un centro que no acertamos a despejar y ahí parecía que se acababa el partido. Seguimos peleando y tuvimos un penalti para recortar distancias pero lo paró el portero. Después fallamos un mano a mano y una ocasión en un córner que nos podía acercar en el resultado pero el portero se convirtió en su jugador más destacado y logró salvarlo. Ya no pasarían muchas más cosas y el partido acababa con ese 0-3.

Agradecer a los chavales el gran esfuerzo realizado y el trabajo pese a que las cosas no nos salieran bien.»

La próxima semana, el equipo visita al Meirás.