Entrevista a Alejandro Ruíz, entrenador del Benjamín A.

El protagonista de esta nueva entrevista con los entrenadores de los equipos de fútbol 8 de nuestro club es Alejandro, entrenador del benjamín A.

Alejandro Ruíz Huerta tiene 29 años y es natural de la localidad asturiana de Soto del Barco. Su trayectoria como jugador la llevo a cabo en el club de la localidad, el C.D. Soto del Barco entre 1993 y 2016. Es Técnico Deportivo Nivel 2 y ya entrenó durante seis temporadas en ese mismo club. Uno de los “fichajes” para los banquillos del club que está dejando, junto con su compañero Miguel, unas sensaciones inmejorables en lo que va de temporada.

¿Aunque es tu primera temporada en el club, ¿Esta no es tu primera experiencia como entrenador?

Verdaderamente es mi séptimo año como entrenador. Anteriormente formé a benjamines y alevines en el equipo asturiano del C.D. Soto del Barco, club de mi localidad natal.

¿Qué valoración puedes hacer sobre el funcionamiento del club en este tiempo?

En los meses que he podido compartir con los demás compañeros, coordinadores, etc, se palpa el esfuerzo y la dedicación que hay detrás de todo. Veo una máquina bien engrasada que va por el buen camino, sabe lo que quiere en lo relativo a la formación y eso se nota en el día a día.

¿Cómo es la relación con Miguel, tus compañeros al frente del equipo?

La relación no podría ser mejor, tanto al grupo como a mí nos aporta lo que necesitamos. Pese a no tener experiencia como entrenador, ha sido todo un acierto formar tándem con él. La nota negativa, es que es muy del Barça, y yo soy más merengue…

¿Qué opinión te merece el plan de competición con la división por grupos que se hace aquí?

En un principio me parecía un tanto raro; vengo de la competición asturiana y allí es muy diferente. Creo que la fase previa es todo un acierto, ayuda a nivelar la competición y a la larga termina siendo beneficioso para todos, ya que hace que todos los equipos tengan la oportunidad de progresar a nivel competitivo, que al final es el objetivo que todos buscamos.

Haznos una valoración sobre la trayectoria del equipo hasta el momento. ¿Qué expectativas os marcáis de aquí a final de temporada?

Lo cierto es que se hizo una gran frase previa y hemos arrancado la liga de la mejor manera, teniendo en cuenta que nuestro equipo es de primer año. Se nota la evolución en estos 10-12 partidos: comienzan a aplicar los conceptos, se interesan por situaciones de juego, preguntan… De aquí al final, intentaremos profundizar en las fases de juego, ya que por ahora hemos pasado de puntillas.

Ahora, hablamos del grupo de niños que tienes en cuanto al comportamiento, compañerismo, esfuerzo…

Sobre el esfuerzo no me puedo quejar, si bien a veces se despistan en momentos puntuales de las sesiones, en la competición lo dan todo. Ayuda tener una plantilla extensa, ya que les obliga a dar el 100% en cada minuto de juego. Luego el comportamiento y el compañerismo es otra cosa, quizá sea donde más debamos trabajar pero no hay problema, son niños.

Si tuvieras que usar unas palabras para definirte como entrenador, ¿cómo sería?

Ordenado y conservador. Me gusta el orden y suelo construir los equipos desde atrás. Como se suele decir: para atacar, primero hay que saber defender.

¿Cambiarías algo en el fútbol base?

Una regla que regule el minutaje de los jugadores, como en el fútbol balear. No se puede permitir que haya niños que disfruten 5 minutos por partido, así no pueden progresar porque necesitan competir. En mi caso procuro que todos ellos disputen ⅓ de los minutos totales de la temporada.

Pongamos el caso de que el día de mañana un jugador tuyo es muy bueno y viene un equipo de fuera a ficharlo y los padres te piden consejo, ¿cuál es la edad idónea para dar ese salto?

No considero que exista una edad idónea para dar el salto. Por norma general, los equipos de mayor nivel tienen mejores formadores, pero cada niño es diferente; lo que a uno le puede venir bien a otro quizás no le ayude. Me he visto en la situación varias veces y mi respuesta siempre fue la misma, conmigo seguirían aprendiendo.

Hablando de padres, ¿tienen un papel importante en el grupo?

Por supuesto, los padres son claves en la motivación de sus hijos y en la cohesión de grupo. La verdad es que estoy muy contento en ese aspecto, por el momento todo son facilidades.

¿Qué opinión te merece el tratamiento que se les da a los árbitros desde la grada o los banquillos?

En ese sentido creo que se ha mejorado mucho, al menos respecto a lo que yo he visto años atrás. Poco a poco la gente se va concienciando y, antes de abrir la boca, tienen presente que ellos también son deportistas.

Si me lo permites, quiero añadir que me siento muy agradecido de que, tanto David como Kike, me hayan dado la oportunidad de formar parte del club. Me siento muy cómodo trabajando y espero que tanto ellos como a toda la familia del club en general les agrade mi trabajo con el Benjamín A.

Hasta aquí esta entrevista con Alejandro. Le agradecemos que nos haya dedicado parte de su tiempo, es un placer para el club poder contar con él y con Miguel y les deseamos mucha suerte tanto a ellos como a sus niños.