Derrota a domicilio para el Juvenil B.

El equipo no pudo puntuar en Cariño.

No tuvo su día nuestro Juvenil B en su visita al C.D. Cariño en una nueva jornada del Grupo 3. Derrota para el equipo de Cobas y Emilio por 5-4 en un partido que tuvo una segunda parte loca.

Nuestro equipo comenzó con un ritmo muy bajo el partido y se vio superado por los locales durante los minutos iniciales. Este dominio del Cariño le permitió ponerse por delante con el que sería único gol de la primera mitad.

El equipo intentaría con los cambios mejorar su imagen y fruto de ello lograba darle la vuelta al resultado en los primeros minutos de la segunda parte con goles de Paulo y Alexander. Los últimos veinte minutos del partido fueron una locura.El Cariño lograba empatar tras un penalti que suponía la expulsión de Joel. Los nuestros volvían a ponerse, prácticamente en la siguiente jugada, de nuevo por delante el partido gracias a Álvaro. El encuentro no daba tregua y el Cariño lograba aprovechar diez minutos de inspiración en los que lograba ponerse con 5-3 arriba. Los nuestros pese a estar en inferioridad numérica, no se rindieron pese haberse dos goles por debajo y no sólo lograron recortar distancias sino que en el descuento tuvieron una ocasión muy clara para lograr el empate.

Al final no pudo ser y derrota para el equipo al que le restan tres jornadas para finalizar la competición. Hablábamos con Cobas después del partido:

“La verdad es que salimos demasiado relajados. No estuvimos nada cómodos y creo que se nos ha notado la semana de descanso que tuvimos entre medias. El Cariño fue mejor en la primera parte y lograba adelantarse tras un bonito remate de cabeza. No logramos imponer nuestro ritmo durante la primera mitad así que en el descanso buscamos una reacción.

Hicimos tres cambios que cambiaron el rumbo del partido y pronto nos pusimos por delante. Después cometimos un penalti que significaba el 2-2 y que nos dejaba con diez. Pudimos ponernos de nuevo por delante tras aprovechar un buen balón a la espalda de la defensa pero después cometimos tres errores defensivos graves que nos costaron tres goles. El equipo siguió peleando, marcamos el cuarto y en el tiempo de descuento fallamos una ocasión clarísima bajo palos.

No tuvimos un día afortunado pero nos quedamos con el trabajo y el esfuerzo del equipo después verse por debajo en el marcador jugando con diez teniendo opciones para puntuar.”