Conocemos un poco a Miguel “Cobas”, entrenador del Juvenil B del club.

Siguiendo con la serie de entrevistas con los entrenadores del club, esta semana conocemos un poco más a Miguel Varela, entrenador desde esta temporada del Juvenil B del club. Cobas, como todo el mundo le conoce, tuvo una pequeña charla con nosotros hace algunas semanas y esto fue lo que nos contó:

 

Buenas tardes Cobas, antes de nada y para los que no te conozcan, cuéntanos un poco tu trayectoria futbolística.

Miguel: Como jugador de fútbol milité en el Meirás y en el San Mateo. A fútbol sala jugué diecinueve temporadas en la liga de Ferrol en diferentes equipos como el Esmelle, Alca o Asesoría Sar. Después jugué en veteranos cuatro temporadas en el Narón y cinco años en el R. de Ferrol. Una etapa muy bonita pues durante esta época tuve la oportunidad de jugar junto a jugadores que habían jugado en Primera como Nando (jugador del SuperDepor) o Ángel Cuellar( Betis, Barcelona…).

Como entrenador he estado en clubes como el Portuarios entrenando en cadetes y juveniles y tuve una etapa en el Montañeros en Liga Gallega Cadete.

Haznos una pequeña valoración de tu plantilla a nivel de grupo, asistencia, trabajo, …

M: Estoy muy contento con el grupo de chavales que tengo. Les doy un nueve porque siempre se puede mejorar. Es una plantilla muy trabajadora y salvo épocas comprometidas, el nivel de asistencia es, en general, bueno. Son además un grupo que demuestra que no tira la toalla aunque las cosas no vayan del todo bien. Al comienzo de liga las cosas estaban muy complicadas y ellos no dejaron de pelear y siguieron trabajando de la misma forma.

Si tuvieras que destacar una virtud de tu equipo, ¿cuál sería?

M: Es un grupo que tiene muchos aspectos positivos pero si tuviera que destacar alguno, creo que sería el comportamiento. Es un grupo de chavales muy bueno y muy fácil de llevar en ese aspecto.

¿ Cómo valoras la trayectoria del equipo en lo que llevamos de temporada?

M: Valoro muy positivamente la primera parte de la temporada. Hicimos una fase previa muy buena a mi modo de ver y quedamos en una buena posición. No pasamos apuros para meternos en el grupo principal e incluso estuvimos hasta las últimas jornadas con opciones de aspirar a las semifinales de Copa. El inicio de liga fue un poco decepcionante y tardamos demasiados partidos en que nos comenzaran a salir las cosas. Después, pese a que los resultados no acompañaran, el equipo siguió trabajando  y al final, ese trabajo de los chavales se vio recompensado y conseguimos encadenar varias victorias seguidas.

¿Cuáles son los objetivos que os marcáis de aquí al final de la temporada?

M: Fundamentalmente dos y ambos importantes. Competir cada partido de la mejor manera en un grupo exigente por un lado, y la formación por otro. Creo que es deber de los entrenadores en todas las categorías de base no sólo la formación a nivel deportivo. La formación en aspectos personales es fundamental en el deporte. Procurar ayudar a que los jugadores que cada cual entrena, sean mejores personas, buenos deportistas y que disfruten de lo que el deporte significa.

El equipo está en el grupo principal en liga, ¿cómo es este grupo en el que tomáis parte?

M: Principalmente lo veo muy competido. A diferencia de otras temporadas en las que había uno ó dos dominadores claros, este año creo que hay más igualdad. Entre los equipos que están en los primeros puestos, hay pocos puntos de diferencia y los resultados son más ajustados. Prácticamente cualquiera le puede dar un susto a cualquiera y eso es algo que no sucedía otras campañas.

Danos tu opinión sobre el sistema de competición.

M: Me parece acertado excepto un matiz durante la primera fase que es la forma de resolver los empates en la clasificación. Es muy probable que se produzcan empates a puntos por ejemplo para intentar meterse en semifinales de Copa, en caso de nuestra categoría. Resueltos después por la diferencia de goles y eso sigue provocando que todos quieran meter la mayor cantidad de goles al contrario sobre todo en las últimas jornadas. Creo que en estos casos debería realizarse un partido de desempate porque un equipo que juega al principio con un equipo más flojo y le gana por un resultado asumible, puede verse fuera si su rival directo jugase en la última jornada ante ese mismo equipo con la necesidad de obtener un resultado mucho más abultado.

¿ Qué te parece la acogida que has tenido por parte del club?

M: La verdad es que estoy muy satisfecho. La acogida ha sido por parte de todos muy positiva. Tanto con directiva, coordinadores y compañeros, el ambiente es muy bueno y te hacen el trabajo muy llevadero.

Hasta aquí esta pequeña conversación que tuvimos con Miguel al que aprovechamos para agradecer su colaboración con todo aquello que le pedimos y le deseamos mucha suerte tanto a él como a su plantilla en lo que resta de temporada.