El Juvenil A suma la tercera seguida.

Derrotó con autoridad al Dumbría por 4-0.

Después de la goleada del Cadete A ante el Lugo B, se disputaba el partido de Liga Gallega Juvenil entre nuestro Juvenil A y el Dumbría. Triunfo convincente de los nuestros por 4-0 en un partido en el que pudo lograr un marcador más abultado vistas las opciones de gol que tuvo.

Al igual que en las dos victorias anteriores, los nuestros salían muy enchufados y pronto lograban ponerse por delante. Iago desde el punto de penalti y David conseguían los dos primeros goles del equipo cuando apenas se había superado el cuarto de hora de partido. El Dumbría tardó un poco en reaccionar y viéndose por debajo en el marcador intentó estirarse un poco y llegar a la portería de Mateo. El equipo no realizó concesiones y la defensa rayó a gran nivel a lo largo de los noventa minutos.

La segunda parte fue un carrusel de llegadas de los nuestros al área rival. Iago lograba el tercer gol tras un centro-chut que se colaba por la escuadra visitante y poco después, unas manos dentro del área significaban el segundo penalti de la tarde que era convertido nuevamente por Iago. Mielle y Gabriel tuvieron sus ocasiones de gol pero la buena actuación del portero del Dumbría evitaba sus tantos. Llegaron los cambios y los jugadores de refresco tuvieron buenos minutos. Las oportunidades seguían sucediéndose en las botas de Iago, Ipi, Cocheli o Douglas pero el tanteador quedaría en ese 4-0 que da al equipo la tercera victoria consecutiva, le hace seguir su escalada y ver las cosas muy diferentes a cómo estaban semanas atrás.

David nos ofrecía sus reflexiones sobre el partido de los suyos:

“Era un partido complicado. Las referencias que teníamos del Dumbría eran muy buenas, es un equipo muy trabajado y que muestra mucha intensidad a lo largo de los partidos.

Para nosotros es muy positivo haber dejado la portería a cero. Estuvimos muy bien a lo largo de todo el partido, muy serios, las líneas muy equilibradas y muy acertados en las segundas jugadas y las disputas. Tuvimos momentos de buen fútbol ante un rival con jugadores muy interesantes.

Al contrario que en otros partidos, cuando nos pusimos 2-0 arriba nos mantuvimos muy ordenados y trabajando bien. Esto nos permitió cerrar el partido y nos vamos muy contentos. Estamos sobre todo contentos por los chavales. Vamos cogiendo esa confianza que necesitábamos. De todas formas, debemos continuar en esta línea que es la que nos permitió salir de la situación que vivimos al comienzo de la competición.”

La próxima semana el equipo comparte desplazamiento con el Cadete A y visita al Viveiro.