El primer equipo, en una temporada aciaga, pierde ante el Perlío.

Pincha aquí para ver el acta del partido. Un deprimido Galicia de Caranza sucumbe en casa ante un Perlío aliado con la suerte. La fatalidad, en forma de lesiones y  errores administrativos por parte del club, y que supusieron la pérdida de tres puntos en los despachos, ante el Moeche, que los chavales habían ganado lícitamente sobre el terreno de juego, siguen lastrando las opciones de un grupo que  comenzó la temporada repletos de ilusión, pero que tienen visos de acabar en forma de reflexión serena, pero urgente, acerca del futuro del equipo modesto. Es para un artículo aparte, que prometo escribir y afrontar. Pero los menos culpables son los chavales y el entrenador, Borja, que han demostrado una más que sobrada capacidad para afrontar los retos de la categoría. Pero, o se cree en el equipo de modestos, y se afronta,  por todos los estamentos de la entidad. una auténtica reestructuración del club, o no tiene sentido seguir consumiendo, tiempo, recursos e ilusiones de un grupo de chavales que, me temo, sienten que el club los abandona a su suerte en muchos momentos de la temporada. Repito, la situación de los modestos requiere un análisis mucho más sereno y reflexivo de lo que una crónica de urgencia, como es el caso, necesita. Espero afrontar en estas páginas el futuro del  primer equipo, hablando y reflexionando con todos los implicados. No podemos seguir así.

En cuanto al partido frente al Perlío. pues lo dicho, un buen Galicia en los primeros veinte minutos, y, como viene sucediendo a lo largo de la temporada, dos errores penalizan al equipo con dos goles que cuestan una nueva derrota.

Al final del partido, Borja nos comentaba: ” Sabíamos que el Perlío es un equipo que se aprovecha muy bien de los errores del rival, y eso es lo que ha pasado hoy, pese a comenzar bien, en un par de indecisiones nos han hecho dos goles. En la segunda parte estuvimos muy bien, serios atras, y tuvimos opciones para empatar e incluso ganar.  Pese a la clasificación, estoy muy contento con la actitud que los chavales han mostrado, no sólo hoy, sino  a lo largo de la temporada. Otra vez más, los juveniles han estado de diez, los cuatro que han venido nos han echado una mano. Son chavales con buen nivel. Tenemos que seguir trabajando para acabar la temporada lo mejor posible. Debemos hacer lo posible para, ya sin presiones, llegar lo más lejos posible en las competiciones que disputemos.”