Los cadetes tienen un mal día en Dumbría.

Las cosas del fútbol hacen que haya dias en los que hagas lo que hagas, todo saldrá mal. Y, en palabras de míster, Mahía, eso fue lo que pasó: un día malo !!!. Nada más comenzar el encuentro, 1-0, sin tiempo a reaccionar, llegó el segundo, y poco después, 3-0. A los 25 `del partido, el Dumbría hacía el cuatro a cero, 4-0.  Sin darse cuenta, el viaje a Dumbría resultó sombrío.

Mahía, comentaba al final, ” cuando tienes un día como el de hoy, poco hay que decir. Aprender de los errores, levantar la cabeza, y seguir peleando. Todo salió mal. Tengo un equipo para luchar, de casa, criados en la cantera, y hay que seguir trabajando.”