Charlamos un rato con Alberto Fornos, coordinador del club y entrenador del Alevín A.

Nos responde a unas pocas preguntas sobre la Escuela.

Esta semana pudimos compartir unos minutos con Alberto Fornos. Fornos acompaña a Mahía como coordinador del club y ocupa actualmente el cargo que ostentaba David Pérez hasta la temporada pasada. Además, dirige junto a Daniel al Alevín A del club. Charlamos un rato con él para que nos valorase cómo va la temporada en los dos sentidos.

Buenas tardes Alberto, en tu segunda temporada en el club, has estrenado cargo de coordinador, haciendo tus funciones en el fútbol 8. ¿Cómo surgió la posibilidad y cómo están siendo estos primeros meses en el puesto?

Fornos: Cuando se supo que David no iba a continuar, hablaron conmigo para plantearme esta opción y la verdad es que me sorprendió un poco. Primero porque acababa de aterrizar en el club, era mi primer año y segundo porque es un puesto de confianza y una gran responsabilidad. Es una muestra de que el club valora tu trabajo y siempre es una gran satisfacción. Aprovecho desde aquí para dar las gracias al propio David, a Kike y al resto de la directiva por haber pensado en mí para realizar esta función.

En estos primeros meses, me estoy encontrando muy bien con mis nuevas funciones. Pese a ser una escuela muy grande, la mayor de nuestra comarca, todo el mundo incluyendo entrenadores, directiva y sobre todo Mahía, me permitieron adaptarme a esta nueva situación rápidamente y me hacen las cosas mucho más fáciles.

Una vez transcurrido el primer tercio de temporada, ¿podemos hacer una valoración de las renovaciones y nuevas altas con respecto al año anterior?

F:En cuanto al número de licencias, tenemos unos grandes datos. El índice de renovaciones de la temporada pasada se ha ido por encima del noventa por ciento. Solo en fútbol 8, contamos con un equipo de categoría biberón con cerca de treinta niños, tres equipos en prebenjamines, cuatro benjamines y cinco de alevines. Más de doscientos niños a una media de unos quince jugadores por equipo. Son unos datos muy importantes que da buena muestra del volumen con el que trabajamos.

¿Qué objetivos a corto/medio plazo y planes planteáis para la Escuela?

F:El objetivo que nos marcamos para las categorías de fútbol 8 es el de siempre. Intentar formar a los niños, que disfruten, que aprendan, tanto en el aspecto deportivo como en los valores que representa el deporte. Eso es lo fundamental y después procurar que los jugadores que vienen de abajo sean la base de los equipos que tenemos en ligas gallegas. En cuanto al funcionamiento en el plano deportivo, a corto plazo nos planteamos hacer los grupos por niveles en la categoría alevín y poder trabajar con un margen mayor de cara a ese salto al fútbol 11.

Ahora nos vamos a tu equipo, el Alevín A.

F:Es un equipo de diez tanto a nivel de asistencia, comportamiento, compañerismo, futbolístico… No puedo hacerles ni un reproche

Durante la primera fase hicimos un gran trabajo. A nivel colectivo estuvimos a un nivel altísimo. Ganamos todos los partidos y en el último fue donde pudimos ver el nivel competitivo del equipo. Jugamos contra el gran favorito a todo, el  R. de Ferrol, que también había ganado todos los partidos y realizamos un encuentro espectacular. Más allá del resultado, me quedo con el gran partido que realizaron los chavales y sobre todo con la competitividad que mostraron.

¿Te gusta el formato de competición a dos fases? ¿Qué objetivo os marcáis en esta segunda etapa de la temporada?

F:El modelo competicional a mi modo de entender es perfecto. El nivel más o menos igualado de los equipos de un mismo grupo favorece el aprendizaje de los niños y evita que no haya tantos partidos muy desiguales.

Como objetivo hasta final de temporada, después de haber ganado todos los partidos en la primera fase creo que debemos pelear por estar en la zona alta de este Grupo 1 y poco a poco, según vayan pasando las jornadas, si las cosas se van dando, ver si podemos pelear por algo más.

Hasta aquí esta pequeña charla con Fornos al que deseamos en las dos facetas que desempeña, la mayor de las suertes para lo que resta de campaña.